Reflexiones
¿Cómo transformar los cambios abruptos de su vida en su Maestría Espiritual?
¿Cómo transformar los cambios abruptos de su vida en su Maestría Espiritual?

Estamos siendo testigos de la máxima expresión del dolor humano y del sentimiento de impotencia; a la vez, estamos presenciando los más poderosos ejemplos de superación.

Todos vivimos ahora en modo supervivencia, intentando normalizar la catástrofe cotidiana, cuando la zozobra parece ser el motor de nuestro miedo…

Tratamos de seguir cumpliéndole a la vida, a las obligaciones familiares, laborales, financieras y quizá no nos damos cuenta de que en nuestro subconsciente se va acumulando una sobrecarga de tensión emocional difícil de soportar.

¿Cómo apoyar y acompañar a los nuestros, si el contagio que nos está amenazando, no solo es un virus biológico, sino que también ronda en nuestras casas y ciudades el virus contagioso de la preocupación, la soledad emocional y la angustia?

Aprender a transformar estos cambios abruptos que nos embisten, es la única opción, es nuestra vacunación más poderosa y segura para cuidar nuestra salud mental.

El sufrimiento y la desesperación tienen un sentido espiritual en la vida humana y usted puede descubrirlo solo si intenta, cuando está en medio de él encontrarle el “para qué”.

Que la confusión no lo asuste, pues solo cuando está en esos momentos de adversidad, se enfrenta a encontrar su más poderoso potencial espiritual.

En mi testimonio personal pude experimentar esta fuerza espiritual que me sostuvo, nacía de mi cuerpo frágil y debilitado; pesaba entonces un poco más de 40 kilos, cuando abandoné aquel gélido hospital, batallaba cada instante por soportar malestares permanentes y sin embargo, en medio de mi cansancio físico y emocional comprendí que aquella batalla de mi cuerpo y de mi alma, tenía un sentido y un propósito.

Ese propósito era el de inspirar a otras almas a luchar y a alcanzar una vida trascendente dejando huellas de valor y resiliencia.

Piense por un instante en los cambios abruptos que usted ha tenido en su vida, ¿Cuánto ha evolucionado usted a través de ellos?

Me gustaría que hiciera ese ejercicio espiritual, pues aquello que más pesa en su vida es lo que necesita para ejercitar el músculo de su alma.

Esta semana trabaje con una consultante quien me expresaba que había sufrido tantos cambios abruptos en su vida en los últimos años, que había desarrollado un cáncer como consecuencia de tantas angustias reprimidas en su alma, ella no tenía herencia genética de cáncer, por esta razón confirmamos que este diagnóstico era la factura que le pasaban sus emociones desbordadas.

Empezamos entonces un viaje para transformar tal cantidad de cambios abruptos en su maestría espiritual, la cual alcanzará cuando comprenda que esos golpes de la vida vienen a despertar su conciencia adormecida.

Revisemos entonces su equipaje emocional, le dije, y le pedí que se visualizara en un tren que paraba en diferentes estaciones. Este era el tren de su vida, tomamos entonces cada una de las estaciones como lugares en los que se subía algún pasajero representado en alguno de sus seres queridos, su esposo, su hijo, su primo, su suegra y así sucesivamente reconocemos a cada una de las personas que compartían este viaje con ella.

Vimos entonces que cada una de estas personas cargaba maletas emocionales muy pesadas y al subirse al tren le descargaba a ella este peso haciendo que su viaje se tornará cada vez más pesado y hasta tuviera que cambiar su rumbo de vida…

Le propuse que se visualizará llegando a la última estación en la que el tren termina su recorrido y que ella descendiera del tren exclusivamente cargando su propia maleta, dejando atrás todo ese peso que la había llevado al cansancio emocional y el desgaste físico en el cual se encontraba.

Después, la invité a que tuviera una conversación con ese órgano dañado en su cuerpo y le preguntara ¿Qué quería enseñarle a través de ese diagnóstico?, ¿Qué alarma se encendía en ella, en su consciencia? ¿Y que podría hacer de ahora en adelante para emprender un viaje espiritual de sanación y liberación?

Ahora la conversación más importante que debe tener es con Dios, imaginando que Dios le pregunta ¿Qué hará ella con la segunda oportunidad de vida que le ha regalado?

Fui yo quien escuchó la respuesta en mi corazón: “Transformar mi dolor en sabiduría, renunciar a las expectativas de lo que quise que fuera y no fue, dejar todas las maletas pesadas olvidadas en aquel tren y construirme una nueva vida llena de sentido y serenidad”, entonces sentí que así esta bella mujer alcanzaría su Maestría Espiritual, empezamos entonces este espléndido viaje su mano en la mía.

Mi Píldora para el Alma de esta semana:

Cuando su estabilidad lucha por sostenerse en medio de un mundo inestable y amenazante, debe comprender que su ancla interior es la única opción para mantener la calma

 

Paula Lopez Espinosa

Escritora de Literatura Espiritual y Coach de vida

@paulalopez_coachdevida

www.paulalopez.com